Cómo saber el precio de una casa en Guayaquil

Si estás pensando en comprar una casa de venta en Guayaquil debes aprender a reconocer un precio razonable por lo que te ofrezcan. Es decir, tienes que poder diferenciar entre lo que verdaderamente cuesta un inmueble y lo que sus vendedores quieren conseguir por su venta. Para ayudarte a reconocer el justo precio de una casa en Guayaquil hemos acuñado unas cuantas recomendaciones, adaptadas al contexto local de la web inmobiliaria mexicana Century 21.

Precio de una casa.

Precio de una casa. (Imagen de: finanzas.com)

Pedro Trueba, director general de Century 21, sostiene que para darte cuenta del precio real de una casa de venta debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Compara la casa con otras de similares metros cuadrados, así te darás una idea de lo que cuesta ese espacio construido.
  • Toma en cuenta la ubicación de la casa, recuerda que algunas zonas tienen más plusvalía que otras. La Vía a la Costa, por ejemplo, es uno de los sectores de mayor costo por su alto desarrollo.
  • Fíjate en la antigüedad de la casa, si es usada, pero si es nueva pregunta por los materiales que usan y busca por tu cuenta si son de buena calidad y cuánto cuestan en el mercado. Así te harás una idea de ese valor.
  • Determina el estado de conservación de la vivienda, si está en buenas condiciones, malas o regulares, en caso de que sea una casa usada. Si es una nueva, puedes preguntar por otras cosas, como los plazos de entrega de la construcción finalizada o el nivel de los detalles.

Determinar el precio de una casa

Tanto si quiere vender o comprar una casa de venta en Guayaquil, debe tener claro que existen parámetros para determinar el valor de un bien inmueble. Recuerde que establecer el precio adecuado es un tema clave a la hora de efectuar un cambio tan importante como vender, o bien sea comprar, una casa nueva.

precio de una casa

El precio de una casa depende de muchos factores. (Imagen de: gurusblog.co)

Las mediciones que se puedan hacer comienzan, por supuesto, por lo que el propietario cree que cuesta su vivienda. En este aspecto, influye mucho la subjetividad: por ser quienes la han vivido día a día, los dueños dicen “mi casa en Guayaquil tiene esto o aquello, por lo menos debe valor tanto”. Sin embargo, esto no tiene por qué ajustarse a la realidad.

En consecuencia, una de las formas más válidas para determinar el valor de una casa nueva es acudir a una agencia inmobiliaria experta. Los representantes de estas compañías disponen de criterios más objetivos para evaluar y luego tasar una propiedad, por lo general el precio que sugieran es mucho mayor a lo que, según el criterio Municipal, pueda costar un inmueble.

Recuerde que el valor de una propiedad no solo reside en lo que esta tenga para ofrecer, así sea de mil metros cuadrados, sino también depende del sector donde esté ubicado. Los sectores con mayor plusvalía en Guayaquil están determinados, revíselos, pero sepa que estos se caracterizan por variables como su cercanía con centros comerciales, de estudios o financieros.

Costo promedio de las casas de venta en Guayaquil

Según una investigación publicada por diario El Comercio  en abril de este año, el costo promedio de una casa en Guayaquil se ubica entre los 38 mil y 60 mil dólares. Aunque en el mercado inmobiliario existen otras alternativas, unas de mayor y otras de menor valor, la mayoría de las casas de venta en Guayaquil financiada por el Banco del IESS (principal prestamista hipotecario) oscilan entre estos precios y tienen características cercanas: son casas en Guayaquil con tres dormitorios, no adosadas y con guardianía privada.

casas en guayaquil teca

¿Cuánto cuesta una casa de venta en Guayaquil?

El tiempo promedio para la financiación de una de las casas en venta en Guayaquil es de 18 años, pero está permitido que se extienda hasta los 25. La tasa de interés anual generalizada es del 8%, mientras que el promedio del valor que se cancela por concepto de entrada puede ser del 20 ó 30 por ciento del costo total del inmueble, cuando se acude a la banca privada como prestamista.

Aunque, según se indica en el reportaje mencionado, la mayoría de familias que compran su casa propia en Guayaquil se quedan dentro del caso urbano, muchas prefieren sectores alternos que con el tiempo se han convertido en zonas de alto impacto para las urbanizaciones de Guayaquil. Una de ellas es la Vía a la Costa, donde se encuentra el conjunto residencial Punta Esmeralda, que es solo una de las 20 urbanizaciones de este sector.

Cuánto cuesta comprar una casa en Guayaquil

Si se ha preguntado cuánto cuesta comprar una casa en Guayaquil sepa usted que hay miles de respuestas para esa pregunta. El precio de una vivienda siempre varía según varios aspectos: ubicación, tamaño, acabados… Esos son factores externos que el comprador no puede controlar. Sin embargo, si en serio está interesado en la compra de una casa en Guayaquil hay un segmento del costo que usted sí puede manejar: su propio presupuesto. A continuación explicaremos hasta qué punto es recomendable endeudarse para hacerse con vivienda propia, porque nunca es la mejor opción pensar solo en lo que le ofrece la inmobiliaria.

casas en guayaquil modelo ceibo a

Así puede ser su casa en Guayaquil.

Expertos financieros recomiendan nunca endeudarse con más del 40% de sus ingresos totales para adquirir una de las tantas casas en venta en Guayaquil. Considere, más allá de a cuánto ascenderá el valor a cancelar en concepto de la entrada, de cuánto le saldrán las mensualidades del pago de la hipoteca. Si es equivalente a más del 40% de sus ingresos mejor busque una alternativa más económica, de las tantas que hay en el mercado. Recuerde, por supuesto, que además del valor de la casa tendrá que seguir pagando costos obligatorios, como la alimentación de su familia o la colegiatura de sus hijos. Mejor no arriesgar cuando de capacidad de pago se trata.

Tenga en mente que, como casi nadie dispone del dinero suficiente para comprar una casa en Guayaquil con efectivo, tendrá que pedir un crédito hipotecario. Esto puede hacerlo a través del Seguro Social o a través de bancos privados.